jueves, 24 de junio de 2010

Piramide Alimenticia

El modelo recomienda la ingesta de gran variedad de frutas y verduras, cereales integrales, leches y sus derivados, pero descremados. Además, reemplaza algunas porciones de carnes por legumbres y frutos secos como fuente de proteínas.

Denominada My Pyramid (Mi Pirámide), el nuevo modelo de nutrición establece categorías en cada una de las bandas de la estructura, donde las más anchas (cereales, frutas, verduras y lácteos) corresponden a los alimentos más saludables y con menos contenido graso. Mientras que en las franjas angostas -cuya recomendación es de consumo restringido- se observan alimentos (carnes y aceites) con mayor contenido calórico. Esto aclara las dudas de quienes, por ejemplo, pensaban que en la cima de la anterior pirámide estaba lo más importante y lo que más se debía consumir.

Actividad física

La doctora Karen Salvo, nutrióloga de la Clínica Alemana destaca que la nueva guía enfatiza el consumo de nutrientes de todos los grupos de alimentos: "En términos visuales, todos los nutrientes tienen la misma relevancia. Pero a diferencia de la antigua, ésta incluye un ícono para actividad física".

En efecto, la guía incluye el ejercicio como factor clave para tener una vida y nutrición saludable. Recomienda realizar 30 minutos diarios para la gente con peso normal y una hora para niños, adolescentes y personas que desean controlar o bajar algunos kilos.

La docta Salvo también señala que este modelo incluye recomendaciones nuevas, como -por ejemplo-, restringir la ingesta de carbohidratos refinados (pan blanco o arroz), ya que actualmente se sabe su consumo excesivo es perjudicial para la regulación de los niveles de glucosa o de la hormona insulina.

Cereales enteros

Por el contrario, la guía por primera vez recomienda aumentar la ingesta de cereales enteros, como el arroz integral, galletas, pan y fideos integrales. Excluye, además, el azúcar y el sodio (sal) de la pirámide alimentaria. "Sugiere su consumo sólo en contadas ocasiones, si es que al planificar la alimentación con determinadas calorías, quedan espacio para algunas extra", explica.

Otro cambio es que recomienda la cantidad de alimentos para el consumo no a través de porciones, sino en gramos y tazas. Esta medida, según Sonia Olivares, nutricionista del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta), tampoco logra ser lo suficientemente clara para el consumidor común y se requiere educar claramente a la población para su eficiente uso. Pero destaca que este sistema de nutrición "disminuye los aportes calóricos recomendados, si se compara con la anterior pirámide", acota la experta.

Lácteos descremados

Esto, porque la guía enfatiza en el consumo de lácteos y sus derivados, pero descremados o bajos en calorías. En el caso de las carnes, además de restringir su ingesta diaria a 165 gramos diarios (equivalente a un bistec pequeño) y de recomendar consumirlas magras y ojalá blancas, insta a preferir también otro tipo de proteínas, como las legumbres y los frutos secos.

Las expertas señalan que esta pirámide fue hecha para ser usada en forma individual y no generalizada para toda la población. "Las recomendaciones dependen, por tanto, del sexo, edad, gasto energético y nivel de actividad física diaria de la persona", concluye la doctora Karen Salvo.

Fuente: www.oms.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada